El municipio de Cartaya no es sólo un destino de sol y playa, sino que también ofrece un magnífico entorno natural, incluyendo un pinar con una superficie de 11.500 hectáreas y el Paraje Natural "Marismas del Río Piedras y Flecha de El Rompido".
Junto con los complejos turísticos de cuatro y cinco estrellas de lujo, con cerca de 3.000 habitaciones, hay tres campos de golf de alto prestigio.
Todo esto se complementa con una amplia selección de actividades recreativas y de ocio diseñadas para hacer que su estancia sea inolvidable.
 
Cartaya es una ciudad que contiene tres paraísos, unos enclaves con un clima privilegiado que la convierten en un destino turístico ideal durante todo el año.